Blogia
El deslumbrador de cocodrilos

Somos Aragón

Somos Aragón

Hoy al pasar por Méndez Núñez he visto este detalle y me acordado de este hombre. Este humanista de Petilla de Aragón con ascendencia de Larrés con un amplio sentido de la palabra patriotismo. Patriotismo con mayúsculas.

Todo esfuerzo tiene su recompensa. Don Santiago Ramón y Cajal Junquera lo sabía bien y así nos lo cuenta Alfredo Compaired en su obra Memorias de Ramón y Cajal. El esfuerzo que realizaba día a día este Nóbel en Medicina lo dedicaba a su patria y a su país; para que fuera grande. No sólo cultivaba el arte de la pintura y el dibujo sino también fue autor literario, llegando a ser académico de la Real Academia Española. Este polifacético personaje además de un excelentísimo investigador y fundador de la neurociencia moderna fue uno de los primeros en nuestro país de dominar la técnica de la fotografía. Fue famosa su extensa biblioteca de 10.000 volúmenes que le convirtieron en un hombre con extensa cultura y capaz de hablar de cualquier tema.

Este maravilloso personaje del que no me canso de aprender y nunca me cansaré de alabar: Don Santiago Ramón y Cajal Junquera era todo un patriota de los buenos, de los que a mi me gustan, y escribía cosas como esta: “Mi sangre pertenecía a un viejo condado de monjes y eremitas, de iglesuelas mozárabes y románicas, convertido más tarde en Reino”.

 

Y ésta frase me enamoró para siempre de su sentir:

 

“Si yo careciendo de talento y de vocación por la Ciencia, por el sólo impulso del patriotismo y de la fuerza de voluntad he conseguido algo en el terreno de la investigación, qué no lograrían esos primeros de mi clase y esos muchísimos primeros de otras muchas clases, si se pusieran a aplicar seriamente sus grandes facultades a la creación de ciencia original. El secreto para llegar es muy sencillo; se reduce a dos palabras, trabajo y perseverancia.”

 

Es difícil no interiorizar estar palabras porque no esconden ni lo más mínimo lo preclaro de la mente de este aragonés que supo vivir cada día como si fuera el último y consiguió poner a nuestro país en listas que nos eran “a priori” imposibles. Es éste el patriotismo que debemos cultivar en nosotros y en los nuestros. ¡Soy de Aragón!

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

rita -

lo que más me gusta de este blog, es la importancia que se le da a la cultura, y al patriotismo auténtico, esto es el del amor a tu patria sin acosar al de al lado sin querer dominar a nadie. Lo contrario de patriotismo es nacionalismo, pues estos siempre piensan que son los únicos, los mejores y desprecian al otro intentan dominarlo e incluso apoderarse de tierras o patrimonio o lo que sea, pues se creen con derecho al sentirse siempre superiores, el patriotismo no, es amor a la tierra donde has nacido o la que has hecho tuya, sin insultar a nadie, sin querer apoderarte de nada, eso sí defendiéndote cuando quieren arrebatarte algo.

Héctor -

Sorprendente. No tenía ni idea de esta faceta de don Santiago Ramón y Cajal. Enhorabuena por este artículo.

hall -

Muy buen artículo deslumbrador, no tenía ni idea de muchas cosas que has contado de este ilustre personaje de aragón. Buen trabajo!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres